Estética y codificación en la web, ... o lo que es lo mismo "diseño y desarrollo web"

Un debate que durante mucho tiempo ha estado presente y sin duda lo seguirá estando, en relación con el proceso creativo del diseño web: ¿se debe comenzar a codificar un sitio web a partir de un diseño acabado, o por el contrario se debe simultanear la codificación y diseño, adaptando ambos según se avanza?.

En mi opinión la funcionalidad (derivada de las posibilidades que nos ofrece la programación) forma parte intrínseca del diseño, y por lo tanto no deben separarse. Es por ello que, al diseñar un sitio web es fundamental hablar de posibles funcionalidades con el desarrollador, si ambas funciones son realizadas por personas distintas.

Un sitio web es algo más que estética. Cabe como ejemplo decir que es accesible de muchas maneras diferentes, con tamaños de pantalla distintos, orientaciones, entornos, o incluso a veces leída con diferentes sentidos (la vista o el audio). Todo diseñador necesita estar seguro de que la experiencia del usuario tiene una calidad suficiente independientemente de todas estas variables. Se refuerza, por tanto, la idea de un trabajo común entre diseñadores y desarrolladores, hasta el punto de decir que el desarrollador sería como la extensión del diseñador. Se trata de un esfuerzo combinado para conseguir la mejor experiencia de usuario posible.

El mundo virtual necesita diseñadores que amplíen continuamente los límites de diseño web y la estética, y desarrolladores que sean lo suficientemente valientes como para poner a prueba las limitaciones de la web en cuanto a sus posibilidades técnicas, pero ambas partes necesitan empezar a trabajar más estrechamente.